muela del juicioLas muelas del juicio ocasionan molestias en al menos dos tercios de la población. Sin embargo, buscamos ayuda cuando el dolor es ya intenso y frecuente y llegamos a la consulta con apiñamiento y caries”, señala la doctora Yolanda Corcuera Álvarez, Odontóloga egresada de la Universidad Cayetano Heredia (UPCH), C.O.P 23814.

 

 

 

Cirugía segura sin complicaciones

Según la doctora, a pesar de los avances en los tratamientos, aún existe un miedo ancestral a todo lo relacionado con la salud y problemas oral. Esto es un impedimento (mental) para el paciente al momento de tomar la decisión de acudir a la consulta dental. Además, la extracción de los terceros molares, las muelas del juicio, se vuelve más complicado en aquellos pacientes que tienen miedo o ansiedad. Sin embargo, la seguridad de exito en la cirugía es alta ya que apenas surgen complicaciones y la frecuencia de eventos adversos durante la extracción es baja, añade la doctora.

Extracción preventiva en los adolescentes

Un 72% de la población tiene al menos un cordal inferior de difícil erupción y un 45% tiene problemas con el cordal superior. Por ello, la cirugía de extracción es una de las más frecuentes en los servicios de cirugía oral y maxilofacial, indicada en casos de infecciones, molestias de repetición durante la erupción, motivos ortodónticos, caries, malposición o patología asociada. En el caso de los adolescentes suele ser por un motivo ortodóntico y casi siempre optamos por extraerlas para evitar complicaciones en el futuro. La extracción por prevención a esas edades resulta bastante rentable”, indica la doctora Corcuera.

Indicaciones de extracción en adultos

No obstante, en adultos no está tan definido si es necesario extraerlas si no han dado problemas.  “Lo normal es quitarlas cuando los dan”, explica la especialista. En adultos jóvenes la principal causa es el apiñamiento dentario. Las extracciones de las muelas del juicio “debe realizarlas un cirujano oral y maxilofacial, que está formado para realizar una cirugía de este tipo y asumir cualquier tipo de complicación”, destaca la doctora Corcuera.

Cuidados postoperatorios

La intervención puede realizarse con anestesia local, sedación endovenosa o anestesia general, en función de las características del paciente. En cuanto al postoperatorio, “tendrá inflamada la zona durante un máximo de 48 horas, dificultad para abrir la boca y dolor variable en función de su tolerancia”, asegura la doctora. Los cirujanos orales y maxilofaciales recomiendan dieta blanda y fría durante los primeros dos días, extremar la higiene bucal, no fumar y tomar el tratamiento indicado que suele ser a base de analgésicos y antibióticos.